jueves, 17 de julio de 2008

300

En este su blog de desconfianza se toma en cuenta lo que los lectores dicen, así que, post dedicado a Annie:

Comencemos con el 300 descapotable de Chrysler de 1959.

Las antenas dobles ¿am y fm? y el discreto número 300 a los costados.

Aqui el mismo modelo pero con la capota puesta.

Continuamos con el 300 Sedan de 1955, V8 y 375 hp, cuando se respetaban los autos y se despreciaba la gasolina.

Un viaje rápido en el tiempo nos trae a la nueva versión, esta vez para carreras.

No es pura estética, requiere una gran boca para enfriar el radiador de alumnio.

La combinación bitono le sienta muy bien, los rines deben ser de 20 o 22", aunque yo hubiera quitado el logotipo de Chrysler de la parrilla, notan las lineas bien definidas y el color parejo, del bronceado de la modelo.

Me recuerda un poco al Polomo del gordo que siempre andaba jodiendo a los Dukes de Hazard, pero este con puertas Lambo y el frente bien rasurado, ´también hubieran rasurado las manijas de las puertas y las traseras hacerlas siucidas.

Ignoro si lo hicieron convertible o solo forraron el toldo, pero el aspecto vintage le queda muy bien a este auto.

Antes la pintura mate solo se presentaba en negro para los autos, pero en este caso le da una gran vista, aunque en el DF esas facias se quedarían en el primer tope.

Aqui podemos apreciar mejor el detalle de las franjas negras similares a las usadas en las carreras de Daytona por este mismo auto.

Y bueno, ya le di gusto a la Annie con su 300.

3 comentarios:

Seltziny dijo...

no me gustan, no tengo esa sensibilidad para los coches.

annie dijo...

graaaaaaaaaaaaaaaaaacias^^

:::X@Vy::: dijo...

ahora postea perros guacareando!

(a ver tomalo en cuenta a ver anda te reto aver)

jijijijiji

bueno ya bai