martes, 26 de agosto de 2008

Cuento

Una de las razones por las que nació este blog fue la de exponer mi narrativa, desde mi más tierna infancia me ha gustado contar historias, los cuentos han sido mi principal interés aún cuando ultimamente he incursionado en la poesía. Así que este blog vuelve a sus raíces y su propietario pone a su consideración un cuento en tres partes.

UNO

Isabel había llevado una relación de tres años con su novio, veinte años mayor que ella, incluso se había mudado a vivir con él, sin embargo, hacía seis meses que habían terminado. Pero ella seguía viviendo ahí, su ex suegra la quería mucho y le había dicho que aunque ya no existiera la relación con su hijo, era bienvenida en su casa.

La comodidad de que le lavaran la ropa, el auto, le cocinaran, el sky, internet y hasta una tina de baño (adquiridas exprofeso para ella) no eran fáciles de dejar, y aunque decía que estaba buscando departamento para mudarse, parecía que lo hacía rogando a Dios no encontrar.

Se refería a él cómo su ex novio, aunque también admitía que aún lo estimaba. Y como no hacerlo, no te mudas a vivir con alguien y llevas 3 años de relación nada más porque si, con una propuesta de matrimonio de por medio en una de las rupturas habituales en una relación de tanto tiempo. Incluso ahora que habían terminado el iba de visita a casa de la familia de ella, la iba a recoger a la oficina cuando no llevaba carro y salía tarde o si iba a una fiesta.

Sus amigos habían tratado de presentarle nuevos prospectos, pero no parecía interesarle mayormente, salía de fiesta continuamente y seguro no faltarían quienes la invitaran a salir y trataran de conquistarla.

CONTINUARÁ...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo contigo, pero sonaba mejor wisky que mezcal

annie dijo...

La violan?

:::X@Vy::: dijo...

a goeeevo que van a regresar!!!