viernes, 4 de junio de 2010

Los pinchis maistros

No acostumbro postear en viernes, ya que ante la inminencia del fin de semana poca gente lo lee a uno, más sin embargo, consideré necesario escribir esta entrada.

Todos supimos que el día de ayer, un grupo de maestros pertenecientes a la coordinadora nacional de trabajadores de la educación, CNTE (escisión radical del sindicato que lidera Naquiaelba) se presentaron a protestar ante el edificio de la SEP, ubicado enfrente de la plaza de Sto. Domingo en el Centro de esta ciudad y tuvieron a bien destrozar un puerta de dicho edificio, mismo que data del siglo XVIII y que originalmente fue el edificio de la primera aduana de la ciudad. Para ello utilizaron polines y barras de acero de los andamios que se están utilizando para dar mantenimiento a dicho inmueble.

Creo que para cualquier ciudadano decente de este país está de más señalar la aberración de este acto perpetrado por quienes educan a la mayor parte de la población en el nivel básico, está de más decir que hay que encontrar a los responsables y sancionarlos como es debido (eso y pagar para que una vez en el botellín los golpeen hasta desfigurarlos y los sodomicen hasta que pidan más totola) y si alguien pretende defender a estas bestias vaya a hacerlo a otro lado porque yo si estoy en contra del “ejercicio” de la libertad de expresión cuando joden al resto de la población, cuando cierran calles, cuando obligan a que los comercios cierren por el justo temor a que les rompan escaparates, cuando la gente deja de hacer sus actividades por temor al resultado de sus marchas en resumidas cuentas, cuando chingan prójimo.

Por aquellos que no lo saben, yo trabajé durante poco más de 3 años en la SEP, en el edificio en cuestión para ser precisos, por eso escribo esto, porque en mayo de 2007 tuvimos que cargar con nuestros equipos e irnos a refugiar a sedes alternas para que los maestros hicieran su numerito anual de toma de instalaciones luchando por más prestaciones “justas” y el enriquecimiento de sus líderes por supuesto. En 2008 entraron estos mismos animales de la coordinadora y nos obligaron a salir a hurtadillas por puertas casi secretas, como pollitos en fuga por decirlo de forma cómica, aunque no fue tan cómico ver a la turbamulta variopinta entrar alas oficinas y ocupar patios y pasillos como vándalos suavos invasores. Así fue como en octubre de 2008 tuvimos que salir durante 3 meses del edificio nuevamente para que esta piara instalara sus tiendas de campaña fuera del edificio de la Secretaría.

Más recientemente, a principios de mayo, estos “educadores” se presentaron ante la SEP a amenazar que habría acciones para exigir aumento salarial, porque no estuvieron de acuerdo con lo que negoció la dueña de la educación en el país, la Dama Elba y Alonso el iluminado Lujambio; total que ese día trataron de prender esta misma puerta amontonando pedazos de madera y prendiéndole fuego, con lo que no contaban es que hay un sistema contra incendios que fue activado y les apagó el cerillo, cosa que debió frustrar a estos cavernicolitas. Deberían considerar poner una segunda linea de riego, esta con Napalm para cuando se acerquen más de lo conveniente. En aquella ocasión estábamos perfectamente rodeados por policías federales correctamente pertrechados, lo que me lleva a pensar, si sabían que ayer estos mismos hijos de puta se “manifestarían” frente a la Secretaría porque no pidieron apoyo de policía federal (con AK-47s y ordenes de disparar a la menos provocación de preferencia) sin mencionar que no se llevó a cabo un desalojo total del edificio como precaución mínima.

Finalmente, durante esos años padecí con otros crujianos a estos energúmenos y otros menos peligrosos, pero la tibieza de este gobierno vuelve a quedar evidenciada, dice el runrun que la próxima semana tratarán de tomar el edificio como en otras ocasiones, si es así preparense para ver una entrada digna de Apocalipsis Now o el desembarco de Normandía y la cobardía del gobierno para evitarlo. Ya la había posteado con anterioridad pero he aquí una foto de 2008 cuando otros monigotes tomaron el edificio.

1 comentario:

El Astronauta dijo...

Indigna y mucho. Bola de perros miserables.
Eso ocurre cuando se alimentan los sindicatos: una gigantesca masa de gente que con el tiempo se hace mucho más grande y podera, como una criatura.
Deberían desaparecer TODO el SNTE, un retrato viviente de la corrupción del país.
Y deberían meter a la cárcel a estos peones que "educan" a los niños.