martes, 21 de agosto de 2007

Patito

Siguiendo con el tema de la educación superior y retomando el comentario del Pesimista Hormonal, efectivamente las denominadas “escuelas patito” han logrado subsistir debido a que en muchas ocasiones son la única alternativa de aquellos que quieren continuar estudiando y no obtuvieron un lugar en las “grandes casas de estudios”, podemos ver los promocionales de dichas instituciones en el metro, autobuses y postes de la ciudad.
Precisamente el domingo fui a la carnicería al pueblo de al lado y había ahí pegada una hoja con la “propuesta educativa” (inserte risas histéricas del autor) del Instituto Albert Einstein, para empezar existen varias “escuelas” que toman el nombre del famoso matemático/físico de las greñas erizadas, para nombrarse. Total que ofrecían las prometedoras carreras de “auxiliar educadora”, “secretariado bilingüe”, “cultora de belleza” y alguna otra jalada similar, sin embargo nada mas para que vean el nivel de seriedad del “instituto”, hasta abajo y en letras pequeñas, donde normalmente informan del permiso o reconocimiento de validez oficial de la SEP decía “la certificación y validación de estudios es competencia exclusiva de la SEP”, a huevo, vengan, paguen, “estudien” y váyanse sin certificado alguno, acaso un diploma impreso en las oficinas de dicha “institución” o en el café Internet más cercano.
Eso refiriéndome a los casos más cínicos, pero incluso hay escuelas que cuentan con reconocimiento de validez oficial, otorgado cuando fueron creadas, pero como no lo tienen que renovar se quedan con los programas viejos, sus maestros no se actualizan y las instalaciones no son las optimas. A pesar de ello se encuentran inscritas a la FIMPES, federación de instituciones mexicanas particulares de educación superior, magníficas instituciones que escupen cada semestre, “egresados” destinados al sub o desempleo.
Sin embargo no todo es desperdicio hay casos excepcionales, puedo decir que conozco a un egresado de la Universidad Insurgentes a un gran numerista, nuestro sistematizador de cabecera maneja las bases de datos, hace matrices, crea bases de datos como prestidigitador.
Por si fuera poco cuando los alumnos que REPRUEBAN el examen de admisión a alguna institución, inmediatamente son contactados por estas escuelas pato, alguien les entrega las bases de datos de alumnos para que se promocionen y les saquen el poco dinero que pueden pagar.

1 comentario:

Juan Antonio dijo...

Ahora bien, algunas "instituciones" han pasado se ser grandiosas a ser simplemente grandotas. Y hay otras que desde el inicio nada más han sido grandotas pero con grandes recursos que les permiten tener la fachada de ser universidades de alto nivel. No voy a decir nombres, pero muchas de estas instituciones grandotas, se han convertido solamente en excelentes negocios, al grado de haber "inventado" la titulaciòn cero, es decir, acabas la carrera y te titulas automáticamente, sin tesis ni exámen profesional, ni "posgrado" (si es que tal cosa es posible y lo digo por experiencia) ni nada.