miércoles, 18 de abril de 2007

INSOMNIO

"Dormir, dormir, morir, soñar tal vez, he ahi el problema" decía el melancólico e insomne principe nordico de Shakespeare. Ni de broma soy nórdico, cuantimenos principe, además la constitución lo prohibe; solo soy insomne, pero ello es ya en si una carga dificil de sobrellevar, insomne en días habiles para colmo, si al menos mi insomnio fuera constante, pero despierto veo el reloj, me levanto, tomo agua, leo un par de páginas de lo que este en turno, me vuelvo a acomodar y duermo... 15 minutos despúes vuelta a empezar, hasta que pasan dos horas así. Maldito tiempo desperdiciado, si fueran dos horas seguidas ya habría terminado los libros que tengo pendientes de leer, actualizaría esto más seguido, podría buscar nuevas formas de acercarme a ELLA o mejor aún encontraría la forma de dejar de pensar en ELLA, podría hacer ejercicio durante esas dos horas seguidas.

Solo las madrugadas de jueves para viernes mi insomnio es constante, dos horas exactas como reloj suizo, el radio me hace compañía esas dos horas, escucho su voz, más ridículo no podría ser mi caso, miren que despertar el viernes con el cansancio de la semana y además el cerebro medio anestesiado por escuchar a desoras a una mujer que nunca he visto en persona, filósofa metida a locutora y editora de una revista de rock, existencialista que publíca parrafos de filosofía en su blog a ver si entendemos y comentamos algo, hasta he vuelto a leer mis libros de filosofía de la prepa.

ELLA no es la filosofa, no se cual esta más lejos de mi alcance pero me traen embrujado, ¿cambiar mis objetivos?, es demasiado riesgo acabar clavado con 3. Por ahora seguire viendo por breves lapsos de tiempo a una y escuchando y leyendo a la otra, quien sabe en una de esas aprendo filosofía y mejoro este blog o me vuelvo loco por falta de sueño y esto se pone más divertido con mis incoherencias.

LA CANCIÓN DEL BLOG

"Vencedor" (fragmento) de Valentín Elizalde
Aún si el mundo entero
me aplaudiera por tu adiós
nada cambiaría,
no me serviría
pues me muero
sin tus besos, sin tu amor
Porque tu eres mi mundo
quien importa al corazon
lo demás me suena absurdo
porque tengo tu amor
y aunque todo lo perdiera
mientras tu me quisieras
me declaro ante el mundo...... Vencedor.

1 comentario:

Juan Antonio dijo...

Algunos insisten en que no es posible filosofar sin la mente despejada, y esto no sucede hasta que se encuentra libre de distracciones, como las mujeres y los romances.