martes, 23 de junio de 2009

Terrorismo Electoral

Estamos al borde de las elecciones, en un par de semanas (en el DF al menos) se elegirán diputados locales, federales y jefes delegacionales. Hemos sido bombardeados por toda clase de basura en materia de mercadotecnia, desde la maldita cocinerita infernal del perrede, pasando por los anuncios de bajo presupuesto del peesede, el vomitivo de “silencio Arturo esta soñando” de nueva alianza, y los terroristas que hoy me ocupan, los del pan, aunque los del verde “merecen” también un post específico.

Esta campaña de “no dejes a México en manos del crímen”, en el cual citan la campaña en contra del narco, guerra que vamos ganando aunque no parezca, y parte de su mensaje es –en estas elecciones nos toca decidir si continuamos en esta lucha o volvemos al pasado- que es de terror velado, es decir, el mensaje implica que, si no gana el partido del presidente volveriamos a la época en que -los gobiernos del pasado permitieron que la delincuencia creciera- ¿significa que si no gana pipo y su partido la mayoría en la cámara de diputados dejarían la lucha contra el narco?.

Si partimos del hecho que se trata del mismo partido cuyo candidato en Nuevo León estaba pactando con las familias del narco que le aprobaran su plan de seguridad pública, que evidentemente incluia dejarlos operar sin mayor problema, ¿en donde queda el apoyo al presidente?, ¿realmente se ha golpeado, como se presume, a las estructuras del crímen organizado?.

El punto aqui es, si realmente se requiere una mayoría panista en la cámara de diputados para que el país mejore, ya no digamos los spots en los que se invita a votar por “los que no han provocado devaluaciones”, hombre, gracias por hacer su trabajo, “por los que respondieron ante la crísis que vino 'desde afuera'”, o “por los que supieron actuar ante la influenza”, demosles gracias por no dejar que la población cayera muerta como moscas.

En resumidas cuentas hay que votar por el pan, porque sino la próxima crísis la van a generar ellos, en 2011 van a sacar hasta los clips de sus oficinas, cuando vuelva la influenza en invierno van a esconder los antivirales y van a dejar que el narco ande (más) libre por el país.

Esta es una visión evidentemente exagerada, sin embargo no hay interpetación imposible en materia de mercadotecnia y menos aún en política.

1 comentario:

El Astronauta dijo...

hola! Muchas gracias por pasar por mi blog...
La película se llama "Mi último día", se supone que sale a cineas a finales de este mes o principios del que entra. Te aviso en cuanto hay auna fecha definitiva.
Por cierto, muy interesante tu análisis. Suena como un buen punto a favor del pan, jajajaja.

Un abrazote, ojalá sigamos comunicados!