lunes, 21 de mayo de 2007

MIEDO

Me da miedo que el telefono suene antes de las 8 de la mañana y después de las 10 de la noche, ¿paranoia?, por supuesto, en mi experiencia rara vez es una llamada normal o buenas noticias, suelen traer avisos de accidentes, enfermedad y muerte.

Pasó el jueves, llamaron a las 10:30 de la noche, me erizé, contesto mi papá, las preguntas fatídicas empezaron a ser formuladas, ¿a que hora?, ¿de que? y fianlmente ¿en que velatorio?, había fallecido una de sus tías, ya estaba grande, con problemas de salud por la edad, incluida la terrible demencia senil.

De un tiempo para acá estas llamadas se han vuelto un momento de tensión brutal para mi, explico, mi padrino esta invadido por el cancer y nadie se lo ha querido decir y mi abuelo ha sobrevivido a 3 infartos al cerebelo (el último lo mando al hospital) y además insiste en trabajar.

La muerte es parte consustancial de la vida, todos estamos conscientes de ello, algunos quieren verlo como algo muy lejano, otros viven obsesionados con ello y otros simplemente vivimos sin pensar excesivamente en ese momento. A raíz de los dos casos que he contado la muerte me parece más real, ya no es tan lejana y no estoy muy seguro de la forma en que habré de afrontarla. Si, le temo a la muerte, pero no la mía sino a la de quienes me rodean.

Esta semana estoy viviendo solo, mis padres estan de vacaciones, ¿y si suena el telefono a las 11 de la noche?. Carajo tengo que dejar de ver Ghost Whisperer.

1 comentario:

Juan Antonio dijo...

Para evitar eso, y sobre todo porque no me gusta que me corten el sueño, no tengo teléfono en mi cuarto. Pero creo que ni así evitaré que la muerte me alcance.