jueves, 14 de junio de 2007

VALERIA PT. 2

La madre de Valeria decía que su hija solo saldría y a la larga se casaría solamente con un universitario, profesionista exitoso que la tendría como oro en paño. Desalentaba de forma por demás grosera a posibles candidatos, que a su juicio no pasaban su ISO9000, su hija solo merecía lo mejor. No dudo que lo mereciera, sin embargo se estaba alejando de ese estandar. El nivel más bajo en la óptica de su madre era su esposo, por lo que lentamente contribuyo a la degradación de la imagen paterna. La separación parecía inminente, de hecho se dio aunque a un nivel sui generis como todo en ellos, el solo se mudo a otra recamara en la casa pues sus ingresos no le permitían vivir solo, se convirtió en un inquilino en su propia casa.

Volviendo a Valeria, en una salida a un antro conoció a un cuate, que parecía cumplir con sus expectativas materiales y físicas, aunque no era un universitario o profesionista exitoso era lo más cercano que había encontrado. La relación duro un rato, aunque su reticencia a demostrar su amor por completo en forma física dio para abajo con la relación (bendito sexo). Tiempo después aunque el cuate tenía novia Valeria seguía buscándolo, no podía dejar ir el tren por completo, y bueno, en el caso de el ¿a quien le dan pan que llore?. Finalmente en una ocasión en que le salió con que siempre no, después de haber pagado la habitación y estando el, más caliente que el infierno, el cuate la mando por un tubo. Eso de no bañarse después de haber prendido el boiler, haber pagado el gas, el agua y haber comprado toalla son fregaderas.

4 comentarios:

:::X@Vy_Thê_M@N::: dijo...

esta muchachita va acabar mal muy mal, seguramente vendiendo quekas en un mercado, o en un manicomio, o muerta o peor aun, de asistente de adal ramones...HORROR!!!

Karlita dijo...

Hola, me agradan tus cuentos, noto tintes de realidad, obvio; pero, escribes con mucho sentimiento, te pasó algo similar con una chica o es un personaje real?

Juan Antonio dijo...

Lo malo es que ya me se el final, pero de todos modos me reiré de nuevo. Y aquí añado el dato de que yo estaba presente cuando conoció al "cuate" ese, y lo recuerdo muy bien, porque en esa misma noche ella y sus amigas me dejaron de hablar cuando alcanzaron a escuchar entre el ruido estridente del antro que yo decía que eran unas putas, y se los firmo donde quieran. (de esto hará por lo menos cuatro años).

jessica_luna_púrpura dijo...

o sea, ella se vengo?